cabecera proyectos literarios de Javier Eugercio

TODO LO QUE DIGAS O HAGAS EN MI PRESENCIA PODRÁ SER UTILIZADO EN MIS PROYECTOS LITERARIOS.

vector peligro: proyectos literarios de Javier Eugercio

PROYECTOS LITERARIOS DE JAVIER EUGERCIO

¡Mira qué bailecito más molón!

Así celebré la publicación de mi primera novela.
TE PRESENTO AL MONSTRUITO:

terrorhme: ópera prima de Javier Eugercio

Pero, como dijo el señor Lobo en Pulp Ficction:

Proyectos literarios: Harvey keitel en Pulp Fictión

Ni las pollas ni ninguna otra cosa. Publicar un libro no es nada del otro mundo; se necesita un catálogo para prosperar. ¿Cómo de grande? Lo ignoro. Depende de cada autor, pero calculo que son necesarios 5 libros para que la cosa se ponga interesante. Los libros, por supuesto, deben ser buenos. No vale llenar el catálogo de cagarrutas.

Por lo demás, lograrlo solo depende de dos factores:

  1. Una buena estrategia de marketing
  2. Un material condenadamente bueno

Cualquiera de estos factores te pone un cohete en el culo en tu viaje hacia el éxito literario.

No soy bueno con el marketing, así que ya puedo espabilarme en escribir unos cuantos libros de buena calidad antes de que la indigencia me pille con el culo al aire.

Mi objetivo es llegar a 5 libros en los 3 próximos años. Si te interesan mis planes, sigue leyendo...

Mis siguientes proyectos literarios

Todo empezó a mediados del 2014. Me lié a escribir como si no hubiera un mañana, y, cuando quise darme cuenta, había completado una docena de relatos, una novela breve, una trilogía de novelettes y una señora novela.

En las cunetas de este trance literario quedaron desperdigadas muchas ideas y borradores que aguardan su oportunidad. De momento, he autopublicado Terrorhome, y mis siguientes proyectos literarios están bastante definidos.

Estos son los candidatos para los 3 próximos años:

  • Proyecto BACANAL

Una selección de relatos cortos. Corregiré y editaré los textos más destacados del blog para que brillen con todo su potencial. También incluiré relatos inéditos.

  • Proyecto REVIENTA

Una selección de relatos protagonizados por escritores. Las narrativa girará en torno a la escritura, pero cada historia tendrá una temática diferente.

  • Proyecto MÍNIMO

Una selección de microrrelatos propios. Los elegiré entre los que publico en mis redes sociales bajo la denominación Literatura Mínima.

  • Proyecto CAMINO

Trilogía de novelas cortas cuyo borrador redacté en 2018. Tendría que estudiar sus posibilidades y hacer una profunda revisión/modificación del texto antes de acometer la edición de la primera entrega.

  • Proyecto RIGOR MENDICARE

Novela existencialista que redacté y corregí entre 2016 y 2017. La idea es revisarla de nuevo, redactar una propuesta editorial y tantear a unas cuantas editoriales.


Ya conoces mis previsiones. Si quieres leerme, te remito a las secciones del blog donde publico mis relatos: Apurito Montoya y Liberto Vagamundo.

Si lo prefieres, en la sección Literatura Mínima publico microrrelatos y microficción ilustrada.

Y, por supuesto, si quieres leer mi novela Terrorhome te remito a la página de venta.

 

 

Acerca de la autopublicación

¡Me gustaría ser fichado por una gran editorial!
¡Me encantaría que mis futuras obras se vendieran como churros!

Me centraría en escribir. Solo saldría de mi burbuja en las campañas de promoción: entrevistas, firmas y demás embolados que, por muy abominables que parezcan, seguro que no son nada en comparación a lo que tuve que padecer en las fábricas insulsas donde ejercí de operario o en las cocinas donde me fui consumiendo hasta que dije basta.

Ahora mismo la vida me sonríe: puedo dedicarme a escribir. Pero debo ocuparme de un sinfín de aprendizajes, estratagemas y complejidades tecnológicas, que, aunque corren paralelos a la narrativa, te roban tanto tiempo que te alejan de ella.

Qué remedio; en los tiempos que corren, para labrarse una carrera de juntaletras resulta imprescindible pasar por el aro del blog y las redes sociales, un engorroso contorsionismo que requiere una inversión de tiempo y energía de tal magnitud que date por jodido/a si no puedes o no sabes delegar.

Es innegable que me hubiera gustado llegar y besar el santo; pero las cosas de palacio van despacio. Para que una editorial de las gordas (o incluso de las chicas) se fije en un sin nombre, o escribes a un nivel estratosférico o cumples una serie de requisitos comerciales que, por norma general, los escritores noveles estamos lejos de cumplir.

Dicho esto, vamos al meollo del asunto:

Con la intención de publicar una de mis novelas (la que juzgue más idónea para tal fin), envié una propuesta editorial a una docena de editoriales previamente seleccionadas. Fue una pérdida de tiempo y esfuerzo.

Podría haber insistido con otras editoriales de menor envergadura, pero no lo hice, preferí invertir mi tiempo y esfuerzo en crear la casita digital en la que, actualmente, puedo publicitarme como escritor autopublicado.

Esta es la respuesta prototípica que recibimos los noveles que probamos fortuna: «Su obra no se ajusta a nuestra línea editorial». En mi opinión, darse a conocer por uno mismo es más realista que esperar a que suene la flauta. Promocionarse cuesta un trabajo indecible, pero, según los expertos del marketing literario, un buen trabajo se traduce en resultados. Espero que estén en lo cierto.

Acabo de delatarme: yo también espero. Nadie se salva de esperar. Después de todo, en cuestión de resultados se trata de insistir y esperar, dar cera y pulir cera.

No hay otro secreto. Yo al menos no lo conozco.

Scroll to top