microrrelatos ilustrados de Literatura mínima

Ovejas negras (microrrelatos ilustrados)

imagen de autor: Javier Eugercio

Qué bonito me ha quedado este post. Todas las connotaciones negativas que encierra el término «ovejas negras» se irán transformando ante tus ojos en bellas mariposas de colores.

No puedo negar que las ovejas negras, eternas vapuleadas, me causan una enorme simpatía y me sirven de inspiración. Es más, si me colgaran el sambenito de «oveja negra» lo llevaría sonriente y con la cabeza bien alta…

Tiempo estimado de lectura: 5min

Debajo de cada micro encontrarás la versión ilustrada y un botón de descarga

Los cuatro microrrelatos ilustrados que leerás a continuación, con sus respectivos comentarios adicionales, te harán reflexionar sobre la naturaleza de las ovejas negras y es posible que en parte te sientas identificado/a.

En primer lugar, ¿quiénes son las auténticas ovejas negras?

Desde mi punto de vista, todos los que quepan en esta afirmación:

«Aquellos que pueden ver más allá de las sombras y mentiras de sus culturas nunca serán entendidos, y muchos menos comprendidos, por las masas.»

Platón

FORRAJE MASIVO

¿Qué carajo nos pasa, acaso somos ovejas para comportarnos como tales? Si usáramos más la cabeza, el rebaño no estaría tan congregado, los perros no podrían controlarnos y los pastores no podrían ordeñarnos como indican las tablas sagradas de Wall Street. Los nuevos profetas de traje, corbata, sonrisa por delante y puñal por detrás, esparcen sus calumnias sobre los prados verdes que nos alimentan y condenan.

© Javier Eugercio

COMENTARIO ADICIONAL:

Desde la infancia, nos venden un modo de vida envuelto en papel de colorines y los ojos nos hacen chiribitas. Ahora bien, cuando abrimos el paquete y el tufo nos alerta, suele ser demasiado tarde, no podemos dejar esa mierda porque somos yonquis del consumo.

El adoctrinamiento al que fuimos sometidos, plagado de mensajes subliminales, nos redujo a un estado semiautómata en el que seguimos funcionando aunque nos pongan la apocalíptica realidad delante de las narices.

Mordimos el anzuelo y las facturas se acumulan en el buzón colectivo de pagos pendientes. El rebaño, ciego y sumiso, avanza hacia el precipicio donde nos conduce el capitalismo y el futuro se presenta cada vez más oscuro.

Alza la vista y contempla el horizonte. Si no ves los nubarrones tienes un grave problema. Tenemos un grave problema, porque todos estamos en el mismo barco y el capitán es un suicida y debemos amotinarnos para no acabar tan jodidos como los tripulantes del Titanic.

Las ovejas negras reflexionan, cuestionan la autoridad del pastor, no se dejan arrastrar por la inercia del rebaño y eligen sus propios pastos.

microrrelatos de ovejas negras: forraje masivo

CONECTADO

Rechazado por no ser igual, leía con la espalda apoyada en su árbol favorito. El árbol, conmovido, estableció la sanadora conexión y el chaval empezó a sentirse pleno, reconfortado por una fuerza integradora, libre de etiquetas inherentes a la burda sociabilidad. Por un momento, rompió la crisálida que lo protegía de las agresiones para volar hacia rutas salvajes. Sintió que vibraba en sintonía con el espíritu del Todo.

© Javier Eugercio

NOTA ADICIONAL:

Es una pena pero sigue ocurriendo, la discriminación y el abuso contra los que son diferentes a la mayoría son una de las lacras sociales que no logramos erradicar, por mucho que lo intentemos con planes educativos.

Esto se acentúa entre los niños y adolescentes, que en su afán de integrarse en los grupos de gente normal excluyen a los que no son como ellos, los denominados «bichos raros», que se convierten en el centro de las burlas y desprecios.

Las ovejas negras se apartan del redil y buscan consuelo en lugares o actividades donde se sienten a salvo. De este modo, lo que pierden por un lado lo recuperan por otro, y en ocasiones, como ocurre en el cuento, el patito feo se convierte en un hermoso cisne.

conectado: microrrelatos de ovejas negras

OVEJAS NEGRAS

Están abocadas al rechazo y lo saben, pero se mantienen firmes en su oposición sistemática a los usos y costumbres. Se revelan, porfían, el pastor les sacude y levantan la pezuña para mostrarle una estilosa peineta. Charlie Chaplin era una. Lo acusaron de inmoral, de pervertido, de comunista y lo echaron de Norteamérica por defender la libertad. Hizo reír, durante décadas, a millones de personas y por su culpa me enamoré de las ovejas negras.

© Javier Eugercio

COMENTARIO ADICIONAL:

Las ovejas negras van de por libre, pero también tienen iconos que les guían o les sirven de inspiración, otras ovejas negras que dejaron sus ilustres huellas estampadas en sendas libertarias. Seres luminosos que reconfortan el espíritu del rebaño con su oposición a la tiranía.

Son los genios o artistas que convirtieron su pasión en un arma arrojadiza contra el poder establecido. Los que más tiran del carro de los sueños y la esperanza.

Los verdaderos héroes, en definitiva, ovejas negras comprometidas que más allá de las banderas, finanzas o religiones, defienden la unidad y el bienestar común.

microrrelatos de ovejas negras

RARA AVIS

Golpea, la brutalidad primigenia con toda su crudeza, y veo al hombre santo derrotado, harto de sentir en su alma el dolor que engendra la barbarie. Tuvo suficiente, su espíritu naufragó en la contienda y es hora de partir. En el borde del abismo, como un cristo renunciante, se quita de los hombros el peso del mundo y cierra los ojos por última vez.

© Javier Eugercio

COMENTARIO ADICIONAL:

Hay gente que no soporta mezclarse con la inmundicia social. Gente demasiado sensible que intenta adaptarse pero carece de las herramientas necesarias. Carece de uñas largas y dientes afilados para agredir y defenderse en la batalla existencial. Creen en las personas y en un mundo mejor, hasta que caen en el pozo negro del sufrimiento y el desengaño.

Hemos creado sociedades violentas donde los mezquinos y desalmados ocupan los tronos y el populacho les aplaude e idolatra. El dios dinero nos creó a su imagen y semejanza.

La riqueza, el poder y la fama coronan la cima que el rebaño ambiciona conquistar. En la ascensión, los rumiantes malogrados caen rodando por millares y las ovejas negras, abrumadas por el fragor de la contienda, se desesperan hasta el límite de sus fuerzas.

microrrelatos de ovejas negras: rara avis

Recursos gráficos de pngtree y pixabay.

Por favor, si consideras valiosos estos microrrelatos compártelos en redes sociales (los botones más abajo). Tus comentarios también me ayudan, ¿que te pareció este post?

BOLETÍN DE CADENAS DE PAPEL

Recibe cada 15 días la mejor narrativa breve de la blogosfera

Y de regalo, RELATOS CORTOS ONLINE, la guía de los blogs de relatos y las plataformas literarias.

Te garantizo que protejo tus datos y que no hago spam
¿Te gustó lo que leíste? ¡Compartiéndolo con tu gente me ayudas a crecer!☺

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para publicar un comentario debes aceptar la Política de Privacidad.
Responsable: los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Sánchez López. Finalidad: gestionar los comentarios. Destinatario: los datos que facilites estarán almacenados en los servidores de Webempresa, dentro de la UE (política de privacidad de Webempresa). Legitimación: tu consentimiento expreso. Derechos: puedes ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviando un correo a info@javiereugercio.com. Para una detallada información sobre protección de datos consulta mi Política de Privacidad. Información adicional: este sitio utiliza Akismet, una herramienta que combate el spam; aprende como se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top