novela contemporánea: la maravillosa vida breve de Óscar Wao

Reseña: La maravillosa vida breve de Óscar Wao (Junot Díaz)

También estoy por aquí…

Con La maravillosa vida breve de Óscar Wao, el escritor dominicano Junot Díaz (criado en USA) obtuvo el Premio Pulitzer de novela 2008.  

Tiempo estimado de lectura: 5min.

Al principio me hizo vacilar, pero luego me sedujo, se las arregló para engancharme de la pechera y no me soltó hasta al final. Por algo fue considerada mejor novela de 2007 por las revistas Time y New york magazine.

Estamos ante una obra compleja en su estructura y ambiciosa en su contenido, pero que nadie se espante, La maravillosa vida breve de Óscar Wao es una novela asequible, divertida, conmovedora y, en ocasiones, fascinante. Atesora ese halo de mágica belleza que encumbra a las grandes obras de la narrativa latinoamericana.

Sinopsis

De origen dominicano, Óscar (Wao) es un joven estudioso y retraído que vive en New Jersey al amparo de su madre y su hermana. Es un apasionado de la literatura fantástica y los juegos de rol. Su gran obsesión es deshacerse de su penosa virginidad, pero está muy lejos de encarnar el estereotipo de macho latino que demandan las mujeres.

Blanco permanente de burlas y rechazos, Óscar se refugia en su mundo interior y fantasea con convertirse en el Stephen King dominicano, pero después de graduarse regresa al hogar materno sin más expectativa que dar clases de lengua en el mismo instituto donde fue víctima de los insultos y humillaciones que arruinaron su porvenir.

Óscar parece predestinado a llevar una vida deprimente, pero el trasfondo heroico que subyace en su interior se manifiesta cuando el amor llama a su puerta y, desenterrando el pasado, decide plantarle cara a una ancestral maldición (el fukú) que afecta a su familia desde que su abuelo Abelard cayera en desgracia.

Sinopsis original de Javier Eugercio

Mi visión personal

Junot Díaz parió una obra de temática plural en la que aborda la inmigración, el racismo, el desarraigo, los conflictos generacionales y los padecimientos del pueblo dominicano bajo el yugo del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Al comienzo de la novela se desarrolla el concepto del fukú, una antigua maldición que se instala en el seno de las familias dominicanas y se transmite como la peste a través del linaje familiar. El fukú, cual espíritu maligno o córvido agorero, está presente durante toda la novela y da mucho que pensar.

En mi opinión, el fukú puede extrapolarse a cualquier lugar del mundo y responde a unos patrones familiares donde la escasez, la enfermedad, el fracaso o el no merecimiento son la tónica habitual.

Por tanto, La maravillosa vida breve de Óscar Wao constituye una invitación a rastrear esos males atávicos que pueden darse en nuestra familia, esos patrones heredados cuyos mecanismos nos afectan hasta extremos insospechados. 

Narración y estilo

La maravillosa vida breve de Óscar Wao está narrada en primera persona. Dos de sus personajes (Lola y Yunior) ejercen el papel de narradores ofreciendo diferentes perspectivas. La narración es fluida y directa, con mucho lenguaje coloquial y largas anotaciones a pie de página que, sin hacerse pesadas, profundizan en el contexto social que enmarca la historia.

El tratamiento del lenguaje es uno de los puntos fuertes de la novela. Junot Díaz emplea un lenguaje fresco e innovador, rebosante de expresiones endémicas del caribe y propias del mestizaje cultural que trajo consigo la diáspora dominicana en los Estados Unidos.

Según la crítica, Junot Díaz no se limita a escribir en inglés intercalando palabras o expresiones en español, ha creado un lenguaje nuevo que abre un sinfín de posibilidades. Supongo que esto se aprecia en toda su dimensión en la versión original de la novela: The Brief Wondrous Life of Oscar Wao.

Yo no pude hacerlo, soy una nulidad en lo referente a los idiomas, pero si sabes inglés te recomiendo con envidia sana que te embarques en la lectura de la versión original.

La trama

La maravillosa vida breve de Óscar Wao se desarrolla en tres líneas temporales. Es una sucesión de retratos que componen la historia de Abelard Cabral, su hija Belicia y los hijos de esta (Óscar y Lola), tres generaciones que discurren paralelas a la sangrienta dictadura de Trujillo, a la diáspora posterior y a la cotidianidad de los inmigrantes dominicanos en los Estados Unidos.

La novela no sigue un orden cronológico. Comienza en Paterson, Nueva Jersey, pero el origen y epicentro de todo lo que sucede está ubicado en la República Dominicana. Allí asistiremos a la historia de Abelard, un reputado doctor que padece lo indecible por negarle a Trujillo el capricho de desvirgar a una de sus hijas.

Este trágico capítulo marca el destino de los suyos. Desde entonces se encadenan las desgracias en la familia Cabral en forma de abusos, agresiones, desamores, muertes prematuras y angustias adolescentes.

Durante la lectura, cada vez que me topaba con el nombre de Trujillo, retahílas de exabruptos desfilaban por mi cabeza. Estas palabras expresan con hondura lo atrapados que se sentían los dominicanos en la época de Trujillo:

Era como estar en el fondo del mar. Sin luz y con todo el océano arriba, aplastándonos. Pero la mayoría de la gente se había acostumbrado hasta tal punto que lo veía normal. Había olvidado que arriba había otro mundo.

Belicia Cabral

Los escenarios, los saltos en el tiempo y los cambios de narrador se suceden a lo largo de la novela. Esto nos proporciona información desde diferentes ángulos y perspectivas, pero a veces resulta un tanto lioso.

En mi caso, en más de una ocasión no tuve claro a quién pertenecía la voz del narrador o en qué momento cronológico se ubicaban los hechos descritos. Nada grave, este problema lo solventa la propia lectura, que rápido se encarga de ponerte en situación.

Y ya que estamos con los puntos negativos, cerraré este capítulo señalando que la existencia incomprendida y solitaria de un nerd de la talla de Óscar Wao va de la mano, necesariamente, de una terminología plagada de superhéroes, odiseas espaciales, dibujos manga y juegos de rol que a veces resulta incompresible para los que no estamos familiarizados con la temática friki.

Por lo demás, esta tragicómica novela es un acopio de historias conmovedoras y virtudes literarias que giran alrededor de Óscar Wao, un personaje entrañable (de los que nunca se olvidan) cuya lucha por hacerse con las riendas de su vida es una oda de amor, compasión y heroicidad para todos los humillados, incomprendidos y rechazados del mundo.

No quería ese futuro, pero no veía como evitarlo, no sabía cómo salir de él. Fukú. Las Tinieblas.  Algunas mañanas despertaba y no podía salir de la cama. Como si tuviera un peso de diez toneladas en el pecho.

Óscar Wao

La asfixiante realidad de Óscar es una celda sin puertas ni ventanas, pero el tipo se las arregla para convertirse en uno de los héroes de sus cómics; lanzando un órdago a la vida, se opone a un destino marcado varias décadas atrás por la injusticia y la tiranía.

El resultado es un final agridulce que a mí, sin embargo, me supo a gloriosa victoria.

Valoración final

Muchos libros dibujan sonrisas, pero pocos son capaces de provocar risas. Desde mi punto de vista, las desventuras de Óscar Wao y compañía están tocadas con la varita del sentido del humor, incluso en medio de la tragedia, y esto tiene un enorme mérito.

Te aconsejo que te sumerjas en esta lectura, las aguas del Caribe se ajustarán como un guante a la temperatura de tu cuerpo y la auténtica República Dominicana, despojada de su etiqueta de paraíso vacacional, se ganará para siempre un huequecito en tu memoria y corazón.

Array

8 Comentarios

  1. Alfon
    14 septiembre, 2023

    Qué diferente es mi recuerdo de esta lectura. Hoy la he recomendado y casualmente he llegado a tu artículo. De acuerdo que es una gran obra literaria, pero no por que me provocara risas y mucho menos carcajadas. Al contrario, creo que es una novela absolutamente triste, amarga, dura, llena de fracasos, violencia, crudeza…un revés continuo a la esperanza, sin compasión, ni respiro. Una historia de perdedores, de fracasos, de personajes sin opción, negados a cualquier triunfo, ni tan siquiera a saborear un instante de placer. Así es como yo la recuerdo. Quizá debería leérmela otra vez…
    Saludos!

    Responder
    1. Eugercio
      24 septiembre, 2023

      Muchas gracias por tu valioso comentario. Estoy de acuerdo, la lectura me produjo todas las emociones que describes, pero también me reportó muchos momentos cómicos, tal vez porque me gustan las historías de perdedores. Soy irónico, en ocasiones mordaz, me considero un inadaptado y no desperdicio las ocasiones de reírme de mí mismo, quizá para afrontar desde la óptica del humor los sinsabores de la vida. Así es menos amarga. O más dulce, según como se mire. Es una cuestión de perspectiva, por eso desde la tuya no apreciaste esa vertiente humorística que, desde mi punto de vista, subyace en la tragedia de Óscar Wao. La misma clase de humor que aprecié, por ponerte un ejemplo, en La conjura de los necios de Kennedy Toole. En esta obra sucede al revés, es una comedía donde subyace la tragedia, pero en ambas novelas asistimos a la odisea de un patético y fracasado protagonista que se esfuerza en revertir la situación para escapar de las garras de su trágico destino. Ignatius lo consigue y Óscar no, pero ambos son personajes quijotescos de cuyo drama se desprenden esos matices satíricos capaces de provocar risas en determinados lectores. Tal vez exagerase con las carcajadas (tiendo a exagerar). Tras leer tu comentario, he retocado mi valoración final y, en lugar de carcajadas, puse risas, de esas que se te escapan mientras estás leyendo y te detienes a pensar «Qué bueno». Espero haberte ayudado a entender mi punto de vista. Comprendo el tuyo, es una novela bastante dura de digerir.
      Gracias por comentar, un saludo.

      Responder
  2. Laura Hernández Gaya
    15 noviembre, 2022

    Ya la he leído y me ha encantado, aunque es un poco difícil su lectura. Te ayuda un poco si sabes algo de inglés. Has de meterte en la RD, en New Jersey y en los personajes. Óscar es un héroe adorable.
    Grs por contestarme.

    Responder
    1. Eugercio
      16 noviembre, 2022

      Un héroe memorable y un magnífico libro, sin duda, aunque sea un poco complejo en algunos aspectos. Muchas gracias por escribirme, Laura.

      Responder
  3. laura
    15 noviembre, 2022

    Me ha encantado todo tu comentario sobre «la maravillosa vida breve de Óscar Wao». Todo lo que opinas lo comparto , además tienes muchísima sensibilidad y eres un gran poeta. Te felicito

    Responder
    1. Eugercio
      16 noviembre, 2022

      Muchas gracias, Laura, por el comentario y por el cumplido. Me alegra que te gustara la reseña, parece que compartimos la misma perspectiva del libro. Un saludo.

      Responder
  4. Lorenita
    5 junio, 2019

    Gracias por la reseña, apunto el título para mis próximas lecturas.

    Responder
    1. Eugercio
      6 junio, 2019

      Gracias a ti por comentar. Espero que tu lista de lecturas no sea muy larga y que no te defraude esta gran novela. Un saludo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para publicar un comentario debes aceptar la Política de Privacidad.
Responsable: los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Sánchez López. Finalidad: gestionar los comentarios. Destinatario: los datos que facilites estarán almacenados en los servidores de Webempresa, dentro de la UE (política de privacidad de Webempresa). Legitimación: tu consentimiento expreso. Derechos: puedes ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos enviando un correo a info@javiereugercio.com. Para una detallada información sobre protección de datos consulta mi Política de Privacidad. Información adicional: este sitio utiliza Akismet, una herramienta que combate el spam; aprende como se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba